Usamos cookies y otras herramientas similares para ayudarte a descubrir lo que amas de Mary Kay. AL continuar utilizando este sitio electrónico, autorizas el uso de cookies en tu dispositivo a menos que los hayas inhabilitado. Puedes cambiar tus preferencias de cookies utilizando los controles en tu navegador de internet en cualquier momento, sin embargo, algunas secciones de nuestro sitio podrían no funcionar correctamente sin ellas... (Haga Clic Para Cerrar)


 

 

PROTÉGETE DEL SOL

Durante los pasados 31 años, más personas han tenido cáncer en la piel que todos los demás tipos de cáncer combinados. Afortunadamente, podemos hace mucho para prevenir el cáncer en la piel. Estudios científicos han determinado que usar protector solar diariamente puede reducir tus probabilidades de desarrollar algunas formas de cáncer de la piel.*

Además, hasta un 90 por ciento de los cambios visibles que comúnmente se atribuyen al envejecimiento son ocasionados por el sol.*

Es mejor seleccionar un protector solar que:

  • Te protege de los rayos dañinos.

    La luz solar contiene rayos ultravioletas A y B dañinos. Típicamente, los rayos de energía ultravioleta B están asociados con las quemaduras solares; los rayos ultravioleta A penetran más profundamente en la piel y pueden causar su envejecimiento prematuro, arrugas y manchas de edad inducidas por luz solar. Tanto los rayos ultravioleta A como los B dañan la piel y pueden causar cáncer, ¡incluso en los días nublados!

    Los protectores solares absorben, reflejan o esparcen la luz ultravioleta para proteger la piel. Hay dos tipos de protectores solares, los físicos y los químicos:

    • Los protectores solares físicos reflejan o esparcen los rayos ultravioletas antes de que penetren la piel.
    • Los protectores solares químicos absorben los rayos ultravioletas antes de que causen daño.
  • Tiene protección solar de amplio espectro con filtro solar SPF 15 o mayor.
    Un SPF 15 filtra el 93 por ciento de los rayos que causan quemaduras por el sol. El SPF 30 filtra 97 por ciento del daño solar. Los protectores solares de amplio espectro ofrecen protección tanto para los rayos ultravioletas A como los B.
  • Es fácil de aplicar.
    Asegúrate de aplicar protector solar a todas las áreas expuestas y prestar particular atención al rostro, las orejas, las manos y los brazos. Los protectores solares deben aplicarse con regularidad, por lo menos cada dos horas o después de nadar, sudar o secarse con una toalla.

Buscar una sombra o usar equipo de protección como sombreros y gafas de sol también son maneras de protegerte de los rayos dañinos.

Todos los productos de protección solar Mary Kay® llevan el sello de recomendación de la Fundación del Cáncer en la Piel.



*www.skincancer.ar.com

Aprende cómo seleccionar el mejor filtro solar. 

Todos los productos Mary Kay® con filtro llevan el sello de recomendación de la Skin Cancer Foundation.
​​