Mary Kay LogoVolver a la página principal
x

Usamos cookies y otras herramientas similares para ayudarte a descubrir lo que amas de Mary Kay. AL continuar utilizando este sitio electrónico, autorizas el uso de cookies en tu dispositivo a menos que los hayas inhabilitado. Puedes cambiar tus preferencias de cookies utilizando los controles en tu navegador de internet en cualquier momento, sin embargo, algunas secciones de nuestro sitio podrían no funcionar correctamente sin ellas... (Haga Clic Para Cerrar)

Mary Kay® Brush Cleaner

6 onzas líquidas

Precio

$10.00
Mary Kay® Brush Cleaner

Este limpiador que seca rápidamente elimina los residuos de maquillaje de las brochas para brindarte higiene adecuada.

  • Ayuda a mantener la aplicación de maquillaje fiel al tono entre aplicaciones de distintos tonos y texturas.
  • Ayuda a acondicionar las cerdas para proteger tu inversión.
  • Las brochas se sienten nuevas y funcionan como nuevas después de usarlo.
  • Las brochas mantienen un olor limpio y fresco.
  • Las brochas secan en su forma original.

Precios sugeridos al menudeo.

Mary Kay® Brush Cleaner

Mary Kay® Brush Cleaner

Dale a tus brochas el cuidado que merecen y ayuda a asegurar su pureza en sólo minutos. Limpiar y guardar adecuadamente tus brochas de calidad profesional puede ayudar a que duren más tiempo y brindarte color fiel en cada aplicación. Este limpiador que seca rápidamente elimina la acumulación de maquillaje en las brochas para ayudar a brindarte color fiel al tono entre aplicaciones de distintos tonos y texturas. Luego de usar el limpiador, las brochas se sienten y funcionan como nuevas otra vez. También ayuda acondicionar las brochas y les da un aroma suave y fresco. Adecuado para piel sensible.

Consejos de aplicación

Se recomienda que limpies tus brochas de maquillaje diariamente para eliminar los residuos de maquillaje y aceites que las cerdas absorben de tu piel.

  • Rocía el limpiador directamente en las cerdas de las brochas hasta que queden bien húmedas.
  • Pasa la brocha suavemente sobre una toallita de papel para eliminar el exceso de humedad y limpiar los residuos de maquillaje.
  • Con una toallita de papel, dale forma nuevamente a las cerdas. Coloca la brocha sobre una superficie plana y deja que se seque antes de usarla.
  • Permite que la brocha se seque completamente antes del usarla de nuevo.