• Seis consejos más importantes para el bienestar total
  • Protégete del sol

SEIS CONSEJOS MÁS IMPORTANTES PARA EL BIENESTAR TOTAL

  • Cuidado de la piel.
    Una de las mejores maneras de lucir bien es mantener nuestra piel saludable y radiante.
  • Hidratación y una buena alimentación.
    Tomar agua ayuda a mantener la piel hidratada y suave, lo cual puede reducir la apariencia de líneas finas y arrugas. Además de esto, también es importante mantener una dieta bien balanceada que incluya suficiente consumo de frutas frescas y vegetales. Estos alimentos contienen antioxidantes naturales que pueden beneficiar tu piel así como tu salud en términos generales.
  • Ejercicio.
    Ejercitarse regularmente mejora el flujo sanguíneo, lo cual le brinda a tu piel un resplandor saludable. El ejercicio también ayuda a reducir la producción de hormonas vinculadas al estrés que podría contribuir a los brotes de acné. Existe evidencia indirecta que demuestra que cuando te ejercitas, tu nivel de estrés disminuye. Reducir el estrés suele calmar la glándula suprarrenal. Se reduce la producción de hormona, lo cual contribuye a controlar el acné. Hacer ejercicio regularmente también incrementa la producción de sudor, lo cual a su vez puede destapar los poros y tener un efecto positivo contra los brotes de acné.
  • Pasar tiempo con amistades.
    Relajarte, reírte y compartir, todos tienen un efecto positivo sobre nuestras mentes y cuerpos.
  • Aliviar el estrés.
    Una manera de aliviar el estrés es mediante masajes regulares. Estos ayudan a fomentar la relajación y aumentar la circulación sanguínea. Los masajes también sirven para exfoliar las células muertas de la piel, lo cual estimula la regeneración celular. El resultado es una piel más saludable y de mejor apariencia.
  • Suficiente sueño.
    ¡Parece que nunca logramos dormir suficiente! Dormir es esencial para mantener en buen estado tu metabolismo, pero también es importante para una buena salud de la piel. Por ejemplo, dormir relaja los músculos faciales y eso ayuda a suavizar las arrugas y líneas en tu cara. Por otra parte, la falta de sueño podría alterar la regulación del tono de los vasos sanguíneos y contribuir a la hinchazón o bolsas debajo de los ojos.
dra. beth lange, consejos expertos de la dra. beth lange, consejos de bienestar de la dra. lange, consejos mary kay para bienest

PROTÉGETE DEL SOL

Durante los pasados 31 años, más personas han tenido cáncer en la piel que todos los demás tipos de cáncer combinados. Afortunadamente, podemos hace mucho para prevenir el cáncer en la piel. Estudios científicos han determinado que usar protector solar diariamente puede reducir tus probabilidades de desarrollar algunas formas de cáncer de la piel.*

Además, hasta un 90 por ciento de los cambios visibles que comúnmente se atribuyen al envejecimiento son ocasionados por el sol.*

Es mejor seleccionar un protector solar que:

  • Te protege de los rayos dañinos.
    La luz solar contiene rayos ultravioletas A y B dañinos. Típicamente, los rayos de energía ultravioleta B están asociados con las quemaduras solares; los rayos ultravioleta A penetran más profundamente en la piel y pueden causar su envejecimiento prematuro, arrugas y manchas de edad inducidas por luz solar. Tanto los rayos ultravioleta A como los B dañan la piel y pueden causar cáncer, ¡incluso en los días nublados!

    Los protectores solares absorben, reflejan o esparcen la luz ultravioleta para proteger la piel. Hay dos tipos de protectores solares, los físicos y los químicos:
    • Los protectores solares físicos reflejan o esparcen los rayos ultravioletas antes de que penetren la piel.
    • Los protectores solares químicos absorben los rayos ultravioletas antes de que causen daño.

  • Tiene protección solar de amplio espectro con filtro solar SPF 15 o mayor.
    Un SPF 15 filtra el 93 por ciento de los rayos que causan quemaduras por el sol. El SPF 30 filtra 97 por ciento del daño solar. Los protectores solares de amplio espectro ofrecen protección tanto para los rayos ultravioletas A como los B.
  • Es fácil de aplicar.
    Asegúrate de aplicar protector solar a todas las áreas expuestas y prestar particular atención al rostro, las orejas, las manos y los brazos. Los protectores solares deben aplicarse con regularidad, por lo menos cada dos horas o después de nadar, sudar o secarse con una toalla.

Buscar una sombra o usar equipo de protección como sombreros y gafas de sol también son maneras de protegerte de los rayos dañinos.

Todos los productos de protección solar Mary Kay® llevan el sello de recomendación de la Fundación del Cáncer en la Piel. 


*www.skincancer.org

Recommended by the Skin Care Foundation. Recommended as an effective sunscreen.