Justine W.

Ser la hija de una destacada Directora de Ventas Independiente, no le dejó a Justine otra opción más que crecer y pensar “en rosa”, pero oficialmente cuenta con su propio negocio Mary Kay desde hace nueve años. Justine aprecia mucho no tener que estar atada a un escritorio para encontrar un negocio gratificante que es creativo y flexible. Con la habilidad de trabajar a tiempo parcial o a tiempo completo para lograr sus metas de ingresos, Justine puede vivir sus sueños y viajar libremente.