Narcisa S.

Al emigrar de Ecuador a los Estados Unidos a la edad de19 años, Narcisa conoce bien cómo superar los retos. Ella se siente muy orgullosa de su origen y de su habilidad de descubrir nuevas posibilidades. En el primer año de su negocio Mary Kay, Narcisa ha visto que se le han abierto muchas puertas mientras lograba ser independiente, pasar más tiempo con su familia y desarrollar la habilidad de influenciar positivamente la vida de otras mujeres. Además del gran potencial para desarrollarse, su negocio Mary Kay le permite ser un magnífico ejemplo para sus cuatro hijos. Para Narcisa, la oportunidad Mary Kay no solo es una oportunidad para ella... es para toda su familia.