Shelly Campbell

Shelly Campbell

Consultora de Belleza Independiente/Brooklyn, N.Y.

Haber obtenido mi licencia de conducir a los 49 años para recoger mi primer auto profesional Mary Kay fue extraordinario. Nadie creía en mí ni en mi negocio, ni siquiera mi esposo, quien hizo que las cosas fueran muy desafiantes para mí a nivel mental. Creí en mi negocio y en mí, así que puse manos a la obra. Pude mostrarle al mundo que tu negocio funciona cuando tú trabajas en él. Desarrollé un equipo maravilloso. Mi negocio comenzó a obtener el respeto que merecía de aquellos que se rieron de mí y me dieron la espalda. Gracias a Mary Kay, tengo mi licencia de conducir, ¡y hasta el día de hoy me cuesta creerlo!