Antes de aplicar el maquillaje, asegúrate de comenzar con un rostro limpio. Primero, usa el Mary Kay® Oil-Free Eye Makeup Remover para asegurar que tus ojos estén listos para tonos nuevos. Limpia la piel suavemente y elimina los residuos de maquillaje con el Mary Kay® Micellar Water.  ¡Y estarás lista para practicar este tutorial de maquillaje perfectamente rosa!